Ideario

Las Javieradas o Marchas a Javier son una peregrinación del Pueblo de Dios convocada por el Arzobispo de Pamplona al Castillo de San Francisco Javier Patrono de las Misiones.

Son una vivencia personal con Cristo que es “Camino, Verdad y Vida” siguiendo el modelo de María como peregrina.


Tres encuentros:

- con uno mismo, en soledad.
- con los demás y en Iglesia.
- con Dios: Origen, Compañero y Meta del Camino.

Tres momentos:

- La marcha desde el punto de origen hasta el castillo.
- El Vía Crucis desde Sangüesa a la explanada de Javier.
  Una cruz limpia y desnuda preside y recuerda el carácter
  misionero, penitencial y cuaresmal de las Javieradas.
- La Celebración de la Eucaristía presidida por el Obispo.

Diez valores permanentes de las Javieradas:

- La oración en soledad y en Iglesia
- La llamada a ser discípulo y misionero
- El esfuerzo como expresión de sacrificio y entrega
- La convivencia y la fiesta
- La alegría de compartir el camino
- El gozo del Sacramento del Perdón y de la Eucaristía
- El sueño de un mundo sin fronteras
- El compromiso solidario por la Justicia y la Paz
- La acogida de Dios: sentido y destino de nuestras vidas
- San Francisco Javier: pasión por Cristo y entrega a los demás