Vía Crucis

PRIMERA ESTACIÓN
JESÚS ES CONDENADO A MUERTE
* Jesús es condenado como un malhechor.
- La Javierada es camino de gracia y conversión.
- También ahora se condena a Jesús con nuestro olvido, pereza, cobardía... Pero hemos de ser sus testigos.

SEGUNDA ESTACIÓN
JESÚS CARGA CON LA CRUZ
* Jesús abraza la cruz con nuestros pecados.
- Hemos de cargar con nuestra historia, aunque esté llena de sacrificios y dolor.
- Si nos confesamos, ponemos en Cristo nuestros pecados, que nos dará su paz por el Espíritu.

TERCERA ESTACIÓN
JESÚS CAE POR PRIMERA VEZ
* Jesús cae bajo el peso de los males de este mundo.
- Que el Espíritu Santo nos sostenga, cuando suframos por mantenernos fieles a Jesús.
- Perdónanos nuestra cobardía de manifestar que somos cristianos.

CUARTA ESTACIÓN
JESÚS ENCUENTRA A SU MADRE
* Con entereza María consuela y anima a Jesús.
- Sólo con Fe podremos animar a los desesperanzados del mundo, anunciándoles la Buena Nueva.
- Que también nosotros con la fuerza del Espíritu, sin desmayo, podamos servir a los necesitados.

QUINTA ESTACIÓN
EL CIRINEO AYUDA A JESÚS
* Jesús necesita de nosotros para completar su obra del Reino de Dios.
- Sirviendo a los demás con amor facilitamos la mejora de este mundo.
- Que nosotros con su Espíritu hagamos Comunidad de Fe en nuestra Parroquia.

SEXTA ESTACIÓN
LA VERÓNICA ENJUGA EL ROSTRO DE JESÚS
* Con valentía la Verónica alivia a Jesús.
- Al arrepentirnos y confesar nuestros pecados también nosotros hacemos sonreír a Jesús crucificado, que anhela nuestra salvación.
- Ayudar al pobre, asistir al abandonado, acompañar a los mayores... son formas de aliviar a Jesús en sus criaturas preferidas.



SÉPTIMA ESTACIÓN
JESÚS CAE POR SEGUNDA VEZ
* Agotado por los sufrimientos vuelve a caer Jesús.
- También ahora agobian a Jesús la frialdad y pereza de sus fieles, más que el odio de sus enemigos.
- Con perseverancia hemos de proseguir nuestro camino de conversión.


OCTAVA ESTACIÓN
JESÚS CONSUELA A LAS MUJERES DE JERUSALÉN
* Sólo Jesús en medio de sus tormentos puede dar palabras de consuelo y esperanza.
- Sólo el cristiano por su encendida Fe es capaz de contagiar entusiasmo a los desesperanzados del mundo.
- Y sólo el verdadero seguidor de Jesús puede ser un testigo evangelizador.

NOVENA ESTACIÓN
JESÚS CAE POR TERCERA VEZ
* Extenuado, Jesús hoy en día también sufre hasta el límite.
- Lo que puede sucedernos a nosotros en nuestros proyectos de vida, aunque estén al servicio de los demás...
- Pero su Espíritu nos sostendrá, si somos hombres de Fe, enamorados de Jesús.

DÉCIMA ESTACIÓN
JESÚS ES DESPOJADO DE SUS VESTIDURAS
* Sin resistencia Jesús es despojado.
- Y también sin resistencia hemos de seguir a Jesús abandonando la idolatría del dinero, del placer, del egoísmo.
- Resistamos al Mal. Para ello hemos de ser fieles seguidores de Jesús.

UNDÉCIMA ESTACIÓN
JESÚS ES CLAVADO EN LA CRUZ
* Dócil hasta la muerte, Jesús cumple obediente la voluntad de su Padre.
- En el mundo de hoy no es fácil obedecer. Sin embargo, el buen cristiano puede cumplir con los mandatos de Dios.
- Obedeciendo a nuestros padres y superiores, los cristianos damos testimonio ante un mundo tan rebelde.




DUODÉCIMA ESTACIÓN

JESÚS MUERE EN LA CRUZ
* En silencio respetuoso meditemos este misterio de salvación.




DECIMOTERCERA ESTACIÓN
JESÚS EN BRAZOS DE SU MADRE
* Con serenidad María ofrece al Padre la víctima propiciatoria de su Hijo.
- Enamorados de Jesús, ¡ojalá también nosotros entreguemos nuestra vida al Padre sirviendo a sus preferidos!: los pobres, los necesitados, los marginales, los abandonados, los desesperanzados.
- Y así, dando nuestra vida a los demás, al igual que Jesús podremos resucitar en gloria.

DECIMOCUARTA ESTACIÓN
JESÚS ES PUESTO EN EL SEPULCRO* Como grano de buen trigo, Jesús es sepultado.
- Así también el cristiano acaba enterrado, al dar su vida en servicio a los demás, pero con la esperanza de la Victoria Final resucitando glorioso.
 - Nuestra vida de Fe se ofrenda a Dios Padre en la Eucaristía como sacrificio de oblación, unido a este sacrificio de su Hijo.