La Javierada Universitaria contada por una participante


Este sábado 26 de septiembre, tuvimos la Primera Javierada Universitaria, con motivo del 75 aniversario de las Javieradas y del Año Jubilar Javierano. Se ofrecieron como planes de viaje organizados la Delegación de Misiones de la Diócesis de Pamplona y Tudela y la Universidad de Navarra.

         Salimos a las 15,00 de la tarde del Tres Reyes y de comedores universitarios, todos en un autobús dirección Sangüesa para salir andando los 8 km que hay hasta Javier. En la peregrinación conocí a muchos jóvenes, íbamos hablando,
rezando, compartiendo nuestra fe. Hable con un seminarista nigeriano,  con dos universitarios de periodismo, con 3 chicas misioneras de la India, con unas chicas de Madrid…. Una experiencia que me hizo darme cuenta de que la fe es universal y une a los jóvenes en comunidad.

         Al llegar, tuvimos Oración del Jubileo ante el mural de San Francisco Javier y después sobre las 18h Eucaristía presidida por Mons. Francisco Pérez en la capilla de al lado del auditorio. Fue fácil la participación en la Eucaristía, muchos jóvenes se ofrecían a leer y a colaborar en lo que hiciera falta. Hubo un coro de voces precioso. En mitad de la Eucaristía, Nuestro Sr. Arzobispo nos presentó al Padre Atef, sacerdote copto perseguido que vino de Egipto para darnos su testimonio. Encomendamos la misa a  su madre que se había enterado de su muerte nada más llegar a España. Su testimonio fue impactante. Removió nuestras conciencias y cambió los esquemas de nuestra mentalidad cristiana y concepto.  Los que estuvimos allí podemos dar testimonio de ello.

         De 19,30 a 21,00 tuvimos tiempo libre y tiempo de cena. A la salida teníamos una carpa con barra de venta de bocadillos de chistorras y bebidas. Momento que tuvimos de comentar impresiones y hablar con la gente. Después, aunque muchos se volvieron porque habían venido en coches particulares, nos quedamos un grupo grande a la vigilia de jóvenes con concierto pop de un grupo llamado “Peregrinos de María.”  Intercalaban en su concierto testimonios de fe de jóvenes integrantes del grupo. Pusieron un video de imágenes sobre los cristianos perseguidos cantando una canción compuesta en homenaje a ellos. Fue precioso. Lo pasamos muy bien, bailamos, cantamos y disfrutamos del concierto. Terminamos con una exposición al santísimo con un video de imágenes de fondo y cantando la canción de alabanza de “Nadie te ama como yo”. Momento de recogimiento interior y meditación de lo vivido.
        
Acabamos sobre las 22,30-23h otros anduvieron algo más, la noche era joven así que no podría decir hasta que hora y como fue la anécdota… fue una noche especial.

Sin duda es una nueva iniciativa de javierada que se abre a ser un encuentro de jóvenes y universitarios para vivir juntos una experiencia de fe y de disfrute.  Con esta crónica animo a todos los jóvenes a apuntaros el año que viene.

Gracias 
Miriam Vicente